domingo, junio 15, 2008

El evangelio de Mateo, es esencialmente un texto misionero. Mateo no quiere escribir una biografía de Jesús, sino que ante una comunidad judeo-cristiana en crisis, se dispone a ayudarles para que comprendan su vocación y su misión. Estos cristianos no se consideraban todavía adeptos a una religión separada del judaísmo. Mateo quiere ayudar al desarrollo de una ética misionera que esté a la altura de los desafíos de una nueva época.
Ser un discípulo para Mateo, significa vivir de las enseñanzas de Jesús. Para él, es impensable divorciar el hecho de ser discípulo de la vida, del amor y la justicia. Ser discípulo implica un compromiso con el Reino de Dios, la justicia, el amor y una obediencia total a la voluntad de Dios. Esto excluye toda visión estrecha de la misión.
La actividad en el plan misionero implica que los creyentes se hagan sensibles a las necesidades de los otros, que abran los ojos y el corazón ante la injusticia, el sufrimiento y la opresión en la que están tantos hermanos desechados a lo mas bajo de la vida, deambulando como ovejas sin pastor.
No podemos pretender que el imperativo misionero sea ante todo hacer la evangelización, sin tener en cuenta que lo principal es poner en práctica el gran mandamiento del amor. Hacerse discípulo implica un cambio irrevocable del comportamiento de cara a Dios y al prójimo. El discípulo realiza un nuevo camino en el que descubre constantemente las nuevas dimensiones del amor a Dios y a los hermanos. En esto es precisamente en lo que se manifiesta el Reino y la justicia de Dios.
En este pasaje del evangelio de Mateo, Jesús quiere dar un paso más. Para él, ante los nuevos desafíos, ha llegado la hora de que sus acompañantes y sus discípulos pasen a ser apóstoles “enviados”.
Hoy somos reenviados a ser discípulos y misioneros de Jesucristo. Esto conlleva seguirlo, vivir en intimidad con él, imitar su ejemplo y dar testimonio. Todo discípulo recibe de Cristo, como los Apóstoles, el mandato de la misión.
¿Qué nos da Cristo realmente? ¿Por qué queremos ser Discípulos de Cristo? Porque queremos darlo a conocer a los demás, comunicarles el don que hemos hallado en él.
¿Quiénes son los leprosos de hoy? ¿Cuáles son las ovejas extenuadas y desamparadas? Solo quien reconoce a Dios, conoce la realidad y puede responder a ella de modo adecuado y realmente humano.
Dios es la realidad fundante, el Dios de rostro humano; es el Dios-con-nosotros, el Dios del amor hasta la cruz. Cuando nosotros como discípulos lleguemos a comprender este amor de Cristo “hasta el extremo”, no podremos dejar de responder a este amor si no con un amor semejante: “te seguiré a donde quiera que vayas”. (Lc 9,57)
“¿Cómo conocer realmente a Cristo para poder seguirlo y vivir con El, para encontrar la vida en El y para comunicar esta vida a los demás, a la sociedad y al mundo? “(Documento de Aparecida)
La Iglesia venezolana esta exigida de una proclamación decidida y profética de la Buena Noticia de la Salvación que genere conversión y vida coherente con el Evangelio, que renueve la vocación misionera de todo bautizado y aliente su compromiso para transformar la realidad (Concilio Plenario de Venezuela)
Que Nuestra Iglesia de Carora, se renueve constantemente a la luz del Evangelio, estrechada sus lazos con Dios y los hermanos, salga realmente a la búsqueda de la oveja perdida o alejada, reconozca a la extenuada y desamparada y que el Señor Jesús quien nos ha llamado llene a sus pastores de su inmensa compasión y autenticidad de vida.
Jaime Vivas, pbro.

4 comentarios:

gerardo dijo...

Jesucristo dijo: "Porque me llaman señor,señor y no hacen lo que yo digo." Con esto quiero decir que hay muchas personas que se dicen cristianas y no hacen buenas obras y se comportan de una manera soberbia y sin mirar alrededor, donde esta el prójimo que necesita muchas veces palabras de aliento para luchar y enrumbar su vida.

la Inmaculada dijo...

Hola, Gerardo, bueno día, gracias por tus comentarios, puedo notar que has seguido nuestra pagina. Me gustaría que tuviésemos una comunicación mas de cerca, para que así podemos expresar nuestras ideas, con respecto a la Iglesia de Hoy en día, DIOS te Bendice.... por favor déjame tu correo, buen día

la Inmaculada dijo...

gerardo, o bien puedes escribirme a nuestro correo, p_inmaculada@hotmail.com.
DIOS te bendice

gerardo dijo...

ok le escribire a su correo, mi correo es thebrookenator@gmail.com